0% leído

Los niños no conocen límites para su imaginación y constantemente se preguntan el por qué de las cosas y cómo funcionan. Mi sobrina de nueve años me preguntó qué es el internet, aunque ella lo utiliza para hacer sus tareas y explora distintos contenidos como imágenes, información, videos, videojuegos, etc., había escuchado la palabra varias veces en la escuela y me hizo saber su duda.

Internet es una red de computadoras conectados a nivel mundial con la capacidad de intercambiar información entre ellas y comunicarse a través de conexiones telefónicas, cable y ondas.

Nos conectamos a internet gracias al servicio que nos presta una empresa de telecomunicaciones. Esta empresa le da a nuestra computadora un número único dentro de internet, algo así como un nombre y apellido para identificarla siempre que nos conectemos; a ese número se le conoce como IP y es la huella digital de nuestra computadora.

Ahora, el envío y recepción de datos (imágenes, video o texto), que vemos en nuestras pantallas a través de un navegador se realiza mediante routers que codifican la entrada y salida de información a nuestra computadora.

Por supuesto no quería darle todos esos tecnicismos a mi sobrina. Reflexioné acerca de cómo explicárselo para que entendiera, de forma sencilla, a qué se refería la gente cuando habla de algo que no es tangible.

Para darle una respuesta más clara, tomamos dos vasos desechables que teníamos a la mano y un hilo que le pedimos prestado a la abuela. Perforamos los vasos por su base, introdujimos el hilo ajustándolo con un pequeño nudo y estiramos el otro extremo para conectarlo al otro vaso. Hicimos varios de estos instrumentos para poder conectarlos a los cuartos de la casa.

Vía foroazkenarock.com

Cuando logramos formar algo semejante a una telaraña, su hermanita de cuatro años se unió a nuestro experimento y comenzamos a comunicarnos entre nosotros hablando a través de la boquilla de los vasos y concluí: así funciona el internet, como una enorme telaraña, una red de redes, que conecta a todo el mundo. Sólo que no podemos únicamente enviar y recibir nuestras voces, sino también imágenes, textos y videos que llegan hasta el monitor de cualquier computadora.

Es importante ayudar a que los niños entiendan cómo funciona la tecnología para que puedan explorar nuevos mundos. En este caso, saber cómo funciona internet ayudó a mis sobrinas a aprender que hay personas que crean el contenido que ven en sus monitores y hay otras que se dedican a construir y mantener la infraestructura para que se envíe ese contenido.

Nuestro reto es darles las herramientas necesarias para que echen a volar su imaginación y soñar, sino también a inspirarlos a crear, construir y tomar decisiones. Y tú, ¿has tenido que responder a la curiosidad de un niño?

 

Descubre en esta colección increíbles artículos
WIFI PARA SIEMPRE

Deja un comentario