Cuando pienso en innovación, uno de los más recientes y atractivos lanzamientos que me vienen a la mente es el Moto Z. Modelo que, con ayuda de Lenovo, se pudo hacer útil el concepto modular en teléfonos para el consumidor final.

Vía elandroidelibre.com

El concepto de modular se refiere a un tipo de dispositivo que parte de una base, en este caso el smartphone, a la cual se le pueden añadir y quitar componentes para explotar diferentes capacidades. Lenovo bautizó a estos accesorios para el Moto Z como Moto Mods y, sin duda, son un ejemplo de que aún hay formas de diferenciarse de la competencia.
Moto Z no es el primer smartphone modular pero sí el primero en hacerlo fácil y atractivo para los usuarios. En la parte trasera del celular encontramos 16 pequeños pines bañados en oro que es donde, mediante magnetismo, se conectan los Moto Mods.

Vía fonearena.com

Los Moto Mods existentes son:

 

  • JBL SoundBoost: para convertir tu celular en una bocina portátil. Viene con una batería independiente, pero cuando se agota, sigue funcionando con la energía del celular. Funciona bien para reuniones en casa y con grupos de personas pequeños en exteriores.
  • Incipio offGRID: añade hasta 20 horas extras de batería al Moto Z. La ventaja de este accesorio frente a una power bank tradicional es que se adhiere al teléfono y es más cómoda de transportar.
  • Insta-Share Pojector: este Modo Mod convierte al smartphone en un proyector portátil para imágenes de hasta 70”. Su base permite hacer proyecciones sobre paredes y techos. Necesitarás un espacio oscuras para poder apreciar las imágenes con buena calidad.

Hasselblad True Zoom: dado que la cámara del Moto Z no es su fuerte, este Moto Mod fabricado Hasselblad soluciona el problema. Incluye un flash de xenón para fotos mejor iluminadas de noche y un zoom óptico de 10x.

Vía anandtech.com

Pero el Moto Z no es sólo módulos, el smartphone en sí tiene capacidades suficientemente competitivas para que, aunque no tengas ningún Moto Mod, sea una experiencia de gama alta: su pantalla es de 5.5” con resolución Quad HD y, gracias a que implementaron la tecnología AMOLED, los colores se ven mejor que en generaciones anteriores del modelo. El almacenamiento interno es de 64 GB e incluye ranura microSD.

Vía androidpit.com

Tiene sensor de huellas, tecnología de carga súper rápida, USB-C y un procesador de última generación. Sin embargo también tiene sus puntos débiles. La cámara queda en desventaja frente a un Galaxy, iPhone, Huawei o Sony de la misma categoría. Al no tener entrada para audífonos tradicionales, si olvidas el adaptador y no tienes dispositivos Bluetooth compatibles, te quedas sin música.

Vía androidpit.es

Una ventaja es que los accesorios que se presenten dentro de los siguientes tres años seguirán siendo compatibles con esta generación de Moto Z.  Si eres de los que les gusta probar antes que nadie lo nuevo en tecnología, este concepto modular es un excelente comienzo. Si no quieres invertir en todos los Moto Mods, tendrás un celular atractivo y potente para ver videos, correr aplicaciones y descargar las versiones más recientes del sistema operativo Android.
¿Qué te pareció este review de Motorola? Si quieres tener ya un Moto Z, encuéntralo aquí. O si tienes ya uno, déjanos tus opiniones en los comentarios.

Deja un comentario