La cocina, ese espacio de “batalla” donde la magia sucede, donde se llevan a cabo experimentos culinarios y alberga utensilios, platos e ingredientes por todos lados. Con tanta actividad y movimiento, es necesario ponernos creativos para que además de ordenada, nuestra cocina luzca bonita y funcional. Así que hoy preparé tres proyectos muy sencillos que pueden hacer una gran diferencia en el aspecto y la organización de su cocina. ¿Lo mejor de todo? ¡Son totalmente Do It Yourself!

 

Utensilios

¿Ya no tienes espacio en tus cajones o simplemente tienes utensilios predilectos que te gustaría mantener a la mano? ¡Es momento de aprovechar las paredes de tu cocina! Los paneles perforados, utilizados normalmente para herramientas o exhibición de productos en las tiendas, son ideales en estos casos. Vienen en diferentes medidas y con ganchitos para que puedas colgar ollas, sartenes o cucharas sin tener que hacer mil perforaciones en tu pared. Elige los de madera si quieres pintarlos para que combinen con el resto de tu cocina, o los metálicos para darle un aspecto más industrial.

Vía refinery29.com

Cuchillos

Puede ser muy poco funcional y hasta peligroso tener los cuchillos en cualquier cajón y con el filo expuesto, así que puedes evitar accidentes de una forma muy sencilla. Busca una lata de metal o un frasco de vidrio lo suficientemente ancho para que puedas meter varios cuchillos y lo suficientemente alto para que entre en él toda la parte afilada; ésta será nuestra base. Consigue palitos de madera delgados que llenen toda la base, marca con un plumón los palitos que sobresalgan de la base y córtalos para que queden al ras. Decora tu base con pintura o cinta y ¡listo! Una variante aún más sencilla es utilizar una base de vidrio y llenarla con semillas. Pueden ser de un color o mezclar diferentes tipos para una textura más colorida. ¿Fácil, no?

Vía myhomemystyle.com

 

 

Especias

Organizar las especias puede ser un gran pretexto para explotar nuestra creatividad y llenar la cocina de color. Si no me creen, anímense a hacer estos especieros que, además de bonitos, son lo más sencillo del mundo. Junta los frascos de vidrio que tengas, no importa el tamaño o la forma, el punto es reutilizar. Compra pintura en spray de tus colores favoritos. Decide la altura hasta donde quieres pintar tu frasco y coloca ahí una bolsa que lo cubra, sujétala con una cinta para que no se mueva y el límite de pintura quede derecho. Ahora sí, pinta tu frasco con las capas que sean necesarias para cubrir. Para agregar detalles o motivos, puedes usar un plumón permanente y ¡voilá!

Vía thislittlestreet.com

 

 

¿Qué tal? Después de todo, poner bonita la cocina es mucho más fácil y divertido de lo que parece, ¿no?  ¿Cuál de estos proyectos se atreven a probar? Chequen mi colección en eBay Social con artículos perfectos para decorar su cocina a su gusto. ¡Espero les guste!

Descubre en esta colección increíbles artículos
COCINA ¡DIY!

Deja un comentario