0% leído

Entre todas las empresas de tecnología que han decidido probar suerte en el sector automotriz se encuentra el gigante mundial Apple. La empresa de Cupertino comenzó a incursionar en los vehículos con Apple CarPlay, un sistema pre-instalado en los automóviles que permite que el sistema de infotenimiento del auto sirva como proyector y control de un iPhone. El primer auto en contar con Apple CarPlay en su versión completa fue el Ferrari FF en 2014, aunque anteriormente automóviles de la marca BMW y Mini utilizaron un sistema similar llamado iPod Out que desarrollaron Apple y la Oficina de Tecnología de BMW en Palo Alto, California.

Vía apple.com

 

Sin embargo, cuando Apple lanzó el CarPlay en 2014, también estaban trabajando en un proyecto secreto, llamado Titan.

La meta principal es que, a principios del 2020, Apple lance al mercado un auto propio. El vehículo sería tan revolucionario como lo fue el iPhone para la industria de teléfonos. Incluso, Apple podría crearle una “abolladura” a la industria automotriz, la cual la consultora McKinsey & Co., estima tendrá un valor de $6.7 billones de dólares en 2030.

Vía eleconomista.es

 

Loading...

Es más fácil decir las cosas que hacerlas. A principios de 2015 y, después de una larga racha de contrataciones, el proyecto se encontraba envuelto en una riña interna.

Hasta la fecha, los directivos de la compañía aún luchan sobre el rumbo de Project Titan, en donde su nuevo enfoque sería desarrollar un sistema de conducción autónomo que le de la flexibilidad a Apple de aliarse con compañías automotrices o inclusive en un futuro regresar a diseñar su propio auto.

Vía wsj.com

 

La fecha límite para evaluar la viabilidad del nuevo Project Titan es finales del 2017, por lo que todavía queda tiempo (aunque no mucho) para saber si es que, sin Steve Jobs, Apple puede seguir creando grandes productos y revolucionando nuevos mercados. Lo siguiente sería esperar a que Apple anuncie la venta de este increíble automóvil para todo el público.

Deja un comentario