Kawasaki recientemente ha presentado la más nueva de sus motocicletas deportivas, la K650. Cuenta con una estética actualizada y nuevos componentes en el motor, así como en materia de seguridad y confort que seguramente la harán un éxito al igual que su predecesora.

El motor paralelo es de dos cilindros, 4 tiempos, un tamaño de 643 centímetros cúbicos y enfriamiento por líquido que produce 67 caballos de fuerza, a 8,000 revoluciones por minuto y genera un torque de 48 libras/pie a 6,500 revoluciones por minuto. Es decir, potencia y arranque más que suficiente para una motocicleta que tan solo pesa 187 kg. El motor ha sido optimizado para una excelente respuesta en el rango bajo y medio de revoluciones. Su consumo de combustible aproximado es de 23 kilómetros por litro y la caja de velocidades cuenta con un embrague asistido para facilitar los cambios.

Vía todocircuito.com

 

Loading...

Pasando al tema de diseño, la K650 cuenta con un nuevo faro delantero y un tanque de combustible rediseñado. La parte trasera también ha recibido un retoque estético y es clara la ausencia de paneles laterales, aunque el escape se mantiene igual que en la generación pasada.

Al frente encontrarás discos dobles de 300 mm con calipers de doble pistón, mientras que en la parte trasera, un caliper de pistón sencillo es el encargado de detener el único disco de 220 mm.

Vía motociclismo.es

 

La Kawasaki K650 ofrece lo mejor de los dos mundos en términos de confort y agilidad. Los ingenieros han desarrollado el nuevo chasis creando una mayor fortaleza en la parte trasera y rigidez para una mayor capacidad de carga. La posición de sentado y de los pies es baja y hacia el frente, pero el manubrio recto permite una conducción cómoda y precisa.

Sin lugar a dudas, la flamante K650 es una gran elección para varios tipos de conductores, tanto los que buscan una moto deportiva de buen desempeño que sea cómoda y ágil, o aquellos que buscan una moto para la ciudad que sea divertida y fácil de manejar.

Deja un comentario