0% leído

Lo sabemos… las lentes de realidad virtual son algo increíble. Pero admitámoslo, también nos ponen nerviosos. Si has tenido la oportunidad de interactuar con ellas, seguro te ha recorrido el miedo de estrellarte en la pared cual paloma que le cuesta volar. Esto resulta bastante frustrante pues, cuando tienes la posibilidad de recorrer tu videojuego favorito en 360º, lo único que quieres es correr por todo el mapa y comenzar a explorar cada rincón… pero no puedes… porque no quieres ser esa paloma.

Bueno, pues recuerda que siempre al final del túnel hay una gran luz y, en esta ocasión, la luz se llama Virtuix Omni. No, no es el nombre de un dulce acidito o de una banda de rock independiente, es nada más y nada menos que una plataforma de realidad virtual inmersiva la cual te permite interactuar de forma más “libre” con el videojuego (y se utilizan comillas pues en realidad estás rodeado de una infraestructura protectora para tu seguridad).

Vía virtuix.com

 

Virtuix tiene como  misión lograr que los videojugadores disfruten al máximo de la experiencia de realidad virtual y por ello, el Omni tiene diferentes partes que lo hacen único en este aspecto:

  1. Plataforma Virtuix: esta plataforma tiene una forma hundida hecha con material de baja fricción para que el jugador pueda desplazarse a la velocidad, ritmo y dirección que desee sin tener que salir del diámetro de la misma.
  2. Zapatos: para utilizar esta plataforma de manera adecuada, se desarrollaron unos zapatos especiales que se destacan por su suela de baja fricción y su acelerómetro. Con ellos el desplazamiento se vuelve más sencillo y dinámico.
  3. Arnés: la plataforma cuenta con un mecanismo para el soporte del jugador en el cual éste se sitúa en medio de un gran anillo que rodea su cintura y se complementa con un arnés para mejorar la movilidad del participante.
  4. Oculus: Por supuesto debes contar con tus lentes de realidad virtual para vivir la experiencia.

Vía virtuix.com

 

Con todos estos elementos, y su sinfín de sensores de movimientos, el jugador logrará disfrutar de un mundo completamente nuevo con cada parte de su cuerpo y en cualquier dirección deseada… se dice que en un futuro se podrá hasta brincar para darle un toque más intrépido a cada partida.

Así que, si aún no sabías qué pedirías de regalo, el Virtuix Omni puede ser una gran opción, así como unos lentes VR. ¿Tú qué juego desearías probar en esta magnífica plataforma?

Deja un comentario