0% leído

23:59… estoy en el asiento del cine y la ansiedad no me permite dejar de comer palomitas… ¡Ya! ¡Que empiece! Se apagan las luces y la historia comienza… un momento, ¿y las características letras amarillas? ¿No llegarán? Después de los primeros 3 minutos me doy cuenta de que esta película no necesita de ellas y te voy a dar las 5 razones de por qué:

 

1. La trama

Si bien su secuela salió hace casi ya 40 años (sí… su secuela, por más extraño que suene), la historia de Rogue One, a pesar de ser un spinoff de la historia original, logra conectar los siete episodios de la saga Star Wars a la perfección. El tema es sencillo: robar los planos de la Estrella de la Muerte para impedir que decenas de planetas sean destruidos por completo. Y, si bien sabemos cómo termina esa historia, este título nos permite saborear el quién, cómo, cuándo y por qué de la manera más asombrosa posible.

Así mismo, Rogue One está llena de acción y de drama, algo que también nos entusiasma pues, si algo caracteriza a la narrativa de Star Wars, es justo la mezcla de varios elementos… desde la sencilla batalla oposición buenos vs. malos, hasta la complejidad de conceptos como la fuerza, el lado oscuro, luchas internas de los personajes y, por supuesto, historias de amor.

Vía Walt Disney Motion Picture

 

2. El cast

Si alguien se lleva una estrellita en la frente con esta película es sin duda Jina Jay, directora de casting. Aunque muchos fans teníamos nuestras dudas sobre la aparición de celebridades como Felicity Jones o Diego Luna, ambos realizan excelentes interpretaciones de la valiente Jyn Erso y el enigmático Captain Cassian Andor respectivamente. La química entre ellos es innegable, pero lo que realmente sorprende es su interacción con los personajes secundarios, como es el caso del droide K-2SO, quien aporta un extraordinario toque de humor ácido separándose de la ternura que estábamos acostumbrados a ver con R2-D2 o BB-8.

Vía Walt Disney Motion Picture

 

Loading...

3. La música

Si bien John Williams dejó un fuerte precedente con temas como La Marcha Imperial, Michael Giacchino se lleva una mención honorífica con la banda sonora de Rogue One. El manejo exacto de melodías dramáticas e inspiradoras, hacen que la música se vuelva protagonista en más de una ocasión y logra transportar al espectador a donde el director lo desea.

Vía Walt Disney Motion Picture

 

4. Apariciones especiales (*pequeños spoilers*)

No quiero spoilearte mucho pero en esa película los efectos especiales funcionan para mucho más que para generar épicas batallas. ¿Droides? Los tienes. ¿AT-AT? Lo tienes. ¿Personajes rejuvenecidos o traídos de vuelta gracias al CGI? Los tienes. Y no solo eso, apariciones emblemáticas en vivo y a todo color (bueno no “en vivo” pero… tú entiendes)… Rogue One lo tiene todo.

Vía Walt Disney Motion Picture

 

5. Los fans

La verdad es que pocas cosas dan tanto gusto como encontrar tu hogar… y cada vez que se reúnen los waries sientes justo eso: volver a ver a tu familia, aunque jamás los hayas visto en tu vida. El ambiente que se vive en las noches de estreno es algo fuera de este planeta, desde cosplays hasta familias enteras, la comunidad se une con un solo propósito: ser parte de este magnífico universo.

Vía Walt Disney Motion Picture

 

Esto y mucho más es lo que hace a Rogue One: A Star Wars Story, una gran precuela a una película estrenada hace 39 años y que está marcando a más de una generación. Para ti, ¿qué fue lo que más te gustó de este spinoff?

 

1 Comentario

  1. Después del desastre que fue (para mí) el episodio VII tenía mucho miedo de Rogue One. Afortunadamente salí de la sala de cine con la certeza de que acababa de ver una de las mejores entregas de la saga.

Deja un comentario